Rodar, rodar y rodar … para aprender a hacer cine

 

Rodar, rodar y rodar … para aprender porque se aprende a hacer cine rodando. Hoy nuestros alumnos comienzan a rodar sin parar.

Ya van más de 25 años que utilizamos el rodaje de cortometrajes como herramienta de aprendizaje porque sirve para conjuntar todo lo aprendido hasta la fecha de forma especializada. Gran parte de los nuestros estudiantes deciden matricularse para estudiar cine precisamente por la gran cantidad de prácticas y rodajes que cada año realizan los alumnos y alumnas.

Hasta hoy los alumnos de dirección cinematográfica aprendían a trabajar con los actores y actrices o cómo realizar las funciones de script o de ayudante, los de dirección de fotografía aprendían a manejar cámaras y equipos diferentes pero también a iluminar, los de producción aprendían a llevar el control de un rodaje, pero también a conseguir todo lo necesario para su correcto funcionamiento.

En definitiva, cada estudiante de cada departamento ha aprendido hasta la fecha todo lo relativo a su especialidad, en diferentes funciones, pero desde hoy tendrá que ponerlo en práctica conjuntamente al resto de los departamentos y aprender el verdadero trabajo en equipo que se produce en cualquier producción cinematográfica.

Estudiar y aprender cine en la Escuela Septima Ars Madrid

Para ello, desde hoy, ruedan muchos cortometrajes, de forma ininterrumpida, rotando por posiciones en su departamento y ofreciendo lo mejor de sí mismos en cuanto a esfuerzo y conocimiento para conseguir el mejor resultado posible bajo la estrecha vigilancia de los profesores quienes supervisarán todo el proceso hasta su visionado y corrección final dentro de unas semanas, una vez se hayan montado y postproducido dichos cortometrajes por los alumnos del departamento correspondiente.

Estudiar y aprender cine en la Escuela Septima Ars Madrid

A partir de hoy, toda la energía de muchos alumnos y alumnas estará concentrada en estos trabajos y desde la escuela sólo podemos desearlos la mayor de las suertes y ofrecer todo el ánimo posible.

¡ Que la fuerza os acompañe !

Eugenio Mira: debutando entre perfectos conocidos

Sí, porque aunque Eugenio Mira es ya un director de cine consagrado, el próximo 3 de febrero estará debutando entre perfectos conocidos como nominado a los Premios Goya.

Su debut como nominado, gracias a la música de Verónica de Paco Plaza, en los premios de la Academia de Cine de España es ya un éxito. Compite junto a tres grandes de las composiciones de bandas sonoras españolas, reconocidos mundialmente como son Alberto IglesiasPascal Gaigne, y Alfonso de Vilallonga. Estar ahí junto a ellos es todo un logro aunque ojalá se convierta en un nuevo antiguo alumno de Septima Ars que consigue la preciada estatuilla.

Y es que nuestro polifacético diplomado en Dirección de Cine siempre se declaró músico además de cineasta.

Su pasión por el arte le viene de familia, de casta le viene al galgo que diría Sancho Panza, y en su carrera ya combina desde hace tiempo las composiciones musicales de cine, Luces Rojas de Rodrigo Cortés o su propia Grand Piano,  con sus personales apariciones como músico en pantalla en 7:35 de la mañana de  Nacho Vigalondo en sus inicios en el mundo del cine.

Eugenio es un Leonardo Da Vinci del cine ya que además de escribir guiones actúa ocasionalmente de actor.

Tal vez su labor más desconocida, pero muy reconocida por su amigo Juan Antonio Bayona, es la de asistente creativo y director de segunda unidad. Desde sus comienzos con Bayona en Lo imposible, hasta la recién finalizada de rodar Jurassic World: El reino caído que pronto podremos ver en los cines de todo el mundo tras cerca de un año de trabajo entre Barcelona, Londres, Hawai y Los Ángeles.

Ya de vuelta en Madrid y mientras espera la llegada de la gala de los Premios Goya sigue preparando proyectos cinematográficos, tal y como nos comentaba hace unos días personalmente a los directores de la escuela. Proyectos de los que confiamos poder hablaros muy pronto en este espacio.

Te deseamos toda la suerte del mundo Eugenio y confiamos que tu próxima nominación sea como director y quién sabe si además de en los Goya también en los Oscar de Hollywood.