Madrid: ciudad de cine

 

Madrid es una ciudad de cine, hoy más que nunca, ya que nuestros alumnos la convierten en un enorme plató cinematográfico desde esta fecha.

Con el comienzo del rodaje del cortometraje Hoy es el día dirigido por Eduardo Espinoza, sobre su propio guión, las calles y plazas de nuestra ciudad se convierten en el escenario de numerosas y variadas historias que se filmarán a lo largo de los próximos meses.

Van ya 25 años que los escenarios de multitud de películas nacionales e internacionales, lo son también de los trabajos que nuestros alumnos realizan como práctica final de curso. Unas prácticas que se asemejan en todo lo posible a un trabajo profesional, realizadas con equipos profesionales, con personal técnico distribuido por funciones concretas en departamentos específicos, en variadas localizaciones tanto exteriores como interiores y donde los estudiantes deben poner lo mejor de sí mismos y del conocimiento adquirido durante este año en sus diversas especialidades cinematográficas para resolver cuantas situaciones técnicas y artísticas se planteen.

Durante todos estos años nuestros alumnos han realizado más de 600 cortometrajes. Y han sido ellos quienes los han hecho, sin colaboración de profesores o personal de la escuela excepto en la supervisión y corrección de dichas prácticas. Este método de enseñanza ha sido el que ha permitido a muchos de nuestros antiguos alumnos introducirse profesionalmente dentro de la industria audiovisual.

El parque del Retiro o la Casa de Campo, la plaza de Lavapiés o la Plaza de Oriente, la calle Velázquez o la calle Fuencarral…lugares todos muy conocidos y reconocibles que se mezclan en los guiones con lugares que no lo son tanto pero igualmente cinematográficos donde los diferentes personajes creados, y a los que darán vida grandes actores y actrices, llevarán a cabo las tramas propuestas por los guionistas de todo tipo de género: drama, comedia, romántica, thriller, terror…

Estudiar cine en Madrid en la escuela de cine Septima Ars

Variedad que viene dada por la diversidad cultural y de procedencia de nuestros alumnos y la libertad que la escuela ofrece a la hora de llevar adelante estas prácticas.

Porque si algo hemos aprendido durante estos años es que el alumno debe, por sí mismo, tomar las decisiones, acertar y equivocarse. Porque es la mejor forma de aprender a hacer cine. Además, es la única vez que va a poder hacerlo sin la presión económica de una producción profesional permitiéndole encarar los posteriores trabajos profesionales con la confianza de haber resuelto satisfactoriamente todo tipo de situaciones.

Estudiar cine en Madrid en la escuela de cine Septima Ars

Hacer una película, aunque sea en formato cortometraje, es una labor de equipo donde nuestros alumnos aprenden cine haciendo cine. En este caso un equipo donde Itsaso Pol será la ayudante de dirección mientras que Mathew Morris será el script y Miguel Ángel González se encargará del aspecto visual como director de arte. Julián Salazar hará las labores de director de fotografía, a quién ayudará Natalia Ruiz como operadora de cámara quien a su vez tendrá como ayudantes a Elena Busquets, Daniel Rodrigo y Adrián Picón. Todos ellos tendrán dirigiendo la producción a María Herrera y su ayudante Cristina Lacarra y así hasta un total de 15 estudiantes de cine en cada una de estas prácticas finales. Una vez finalice el rodaje su jefe de montaje Andrés Agurto y editor de sonido César Diéguez darán la forma final al trabajo.

Y llegará julio y habremos finalizado un año más de mucho trabajo, sacrificio y esfuerzo por parte de todos: alumnos, profesores y personal de la escuela pero con la satisfacción del trabajo bien hecho y del aprendizaje práctico conseguido. Pero esto ya es otra historia de la que hablaremos en su momento.

Mucha suerte a todos y ¡¡ a rodar !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *