40 años del estreno de Tiburón

40 años de Tiburón

Parece que fue ayer, pero no. Ya han pasado 40 años desde que llegase a las pantallas una obra que marcó a toda una generación de cinéfilos y cineastas: Tiburón.

Una película con innumerables problemas de producción que sólo un genio de nuestro séptimo arte como Steven Spielberg podía resolver gracias a una dirección magistral y un montaje y sonorización fantásticos y que han convertido la película en un hito en la historia del cine.

Los amigos de Hipertextual en este artículo nos ofrecen mucha información sobre la película y su realización.

“Fue en el verano de 1975 que ‘Jaws’ comenzó a escribir una historia en la pantalla grande y cambió el cine comercial para siempre. Espectadores, primero de Estados Unidos y luego de todo el mundo, vivieron el terror a través de esta cinta que da escalofríos, llena de suspenso y una historia de la que aún se habla.

Como sucede con algunas películas, su manufactura está llena de anécdotas y situaciones que transformaron la idea original pero esto fue precisamente lo que las hizo únicas. ‘Jaws’ se convirtió rápidamente en una película que batió récords en taquilla, en venta de artículos promocionales y mandó al cielo las ventas de la novela homónima en la que se basó la trama del amenazador y sanguinario tiburón blanco, protagonista de la cinta.

Steven Spielberg o Spielbergo

Spielberg Jaws

 David Brown y Richard D. Zanuck fueron los productores de la película, y se cuenta que ambos compraron los derechos de la novela ‘Jaws’ de Peter Benchleyantes de publicarse. También, que la leyeron de corrido en una noche cada uno por su parte, para en la mañana siguiente tener la resolución de realizar la película. Comenzaron a buscar un director que hiciera posible la puesta al cine de la novela que los había cautivado y aunque primero pensaron en John Sturges, director de otra obra marítima: ‘El Viejo y el Mar’, se inclinaron por Dick Richards. Las diferencias entre los productores y este director hicieron imposible que siguiera a cargo del proyecto. Fue entonces que un joven Steven Spielberg, de apenas 27 años, entró a escena; éste había realizado su primer largometraje con estos mismos productores: The Sugarland Express, así que esto le valió para quedarse con la silla del director en ‘Jaws’.

La estrella es el tiburón

Jaws Spielberg

Pese a tratarse de una historia que no hace justicia a estos hermosos animales, las historias de bestias marinas y hambrientas han recorrido la ficción en muchas de sus expresiones. Así pues, éste temido tiburón blanco es en realidad el protagonista de la cinta. Así mismo lo quería Spielberg al inclinarse por actores poco conocidos hasta entonces, asegurando que un actor conocido “distraería” al público de la verdadera estrella. En los papeles principales contó con Roy Scheider que interpreta al jefe de policía Martin Brody, Richard Dreyfuss da vida al oceanógrafo Matt Hooper, Robert Shaw al cazatiburones Quint, Murray Hamilton al alcalde de Amity Island y Lorraine Gary a Ellen, esposa de Brody.

El protagonista de la película es, según Spielberg, el tiburón blanco

Para realizar el famosísimo tiburón que vimos en la pantalla se recurrió a los efectos mecánicos y se realizaron tres réplicas de tamaño real bajo la supervisión de Bob Mattey, especialista en esta clase de efectos y que estuvo a cargo de realizar el calamar gigante de la cinta ‘Twenty Thousand Leagues Under the Sea’ (20.000 leguas de viaje submarino) de 1954. Dichas réplicas mecánicas se convirtieron en todo un problema a la hora de rodar, no solo porque eran necesarios al menos 14 buzos para hacerlo funcionar, sino que el material y los mecanismos se estropeaban constantemente por el agua salada del mar. La leyenda cuenta que debido a esto, muchas de las veces esta es la razón por la que no vemos el tiburón en la pantalla y sólo escuchamos la música o vemos el terror de los personajes. Esto, sin duda,incrementó el nivel de suspense de la cinta, así como el resultado final en el queda más terror lo que no ves.”

Leer el artículo entero 40 años de terror con Tiburón de Steven Spielberg

10 guiones esenciales que cualquier estudiante de guión debe conocer y leer.

Guión de Chinatown

Aunque mucha gente cree que escribir un buen guión es una tarea muy sencilla, realmente es muy difícil. Muchas personas piensan que sentarse y escribir un buen guión es una cuestión de una pocas horas y muy fácil. Nada más lejos de la realidad, es un proceso complicado y arduo.

Podríamos discutir sin parar respecto a qué es un guión perfecto, o qué lo hace perfecto. Algunos aseguran incluso que no existe. Sin embargo hay un montón de guiones que se encuentran cerca de tal perfección, viniendo muy bien para el aprendizaje de todos aquellos que quieren ser guionistas y se encuentran en fase de aprendizaje.

Te presentamos aquí 10 de ellos gracias a la web whatculture, con el acceso directo al guión de forma que los puedas leer pero si tienes alguno que quieras recomendar estaremos encantados de que lo hagas en los comentarios de este post:

1. Chinatown (1974) – Robert Towne
2. Regreso al futuro (1985) – Robert Zemeckis/Bob Gale
3. Tiburón (1975) – Peter Benchley
4. Casablanca (1942) – Julius J. Epstein/Phillip G. Epstein/Howard Koch
5. Pulp Fiction (1994) – Quentin Tarantino/Roger Avary
6. Taxi Driver (1976) – Paul Schrader
7. El apartamento (1960) – Billy Wilder/I.A.L. Diamond
8. En busca del arca perdida (1982) – Lawrence Kasdan
9. Annie Hall (1977) – Woody Allen/Marshall Brickman
10. Atrapado en el tiempo (1993) – Danny Rubin/Harold Ramis

“If you asked 10 strangers working in the movie business what they believed to be the greatest screenplay ever written, chances are that most of them would say Chinatown. Why? Because, from a speculative point of view, it’s about as good as they come – a perfect template for “great writing” that isn’t boring or dull, is dense with rich characters, and is is wrapped up in a brilliantly sad and complex story that never feels overwrought or tired.

The structure itself is to be admired greatly, but the best thing about Chinatown is in the way Towne crafts his characters – all of them are shrouded in mystery from the script’s first page to its very last. There’s also the way in which Towne handles so many plot threads all at once – there are so many things going on inChinatown, but to study this screenplay is to learn just how little dialogue and exposition you really need to get an idea across.

J.J. Gittes (Jack Nicholas in the movie) barely ever talks about Chinatown, save for one brief line, and yet Towne manages to infuse such potent meaning into the idea of what Chinatown is and what it means for the story. Better yet, Towne infuses a sense of great originality into the script from the get go – the masterful way in which he set-up a “cliché” narrative situation and turn it on its head in the first 20 pages is a stroke of genius. If anything, Chinatown teaches you not to settle for telling your story in the ways you’ve seen it before, but to be bold.

You can read Robert Towne’s screenplay for Chinatown here…”

Leer el artículo entero: WWW.WHATCULTURE.COM